Se que me voy a meter en un terreno pantanoso hablando de este tema, ya que es algo delicado y criticado al mismo tiempo.

Pero hay que entender que hay varias ramas dentro de la misma. Existen dos maneras popularizadas de monetizar al usuario dentro de un videojuego. La primera consiste en proponer al usuario el pago de una cuota mensual por el disfrute del título. El ejemplo más fácil que puedo daros es, WORLD OF WARCRAFT. Pagas exclusivamente una suscripción para seguir jugando a ese juego. No confundir con plataformas de suscripción como gamepass, que también entrarían dentro del término de “videojuego como servicio”.

He de decir que, personalmente, estoy a favor y en contra de cómo se han usado algunos de estos servicios en el mundo de los videojuegos. Pero hay que entender cómo se ha usado el funcionamiento de cada uno de estos para el enriquecimiento de las empresas a costa del jugador y los beneficios del mismo.

Empecemos por las plataformas de videojuegos, muy populares últimamente entre los jugadores. Las más conocidas serían Gamepass (como ya hablamos antes), Origin, EA access y Ubisoft play, entre otras. Yo y mucha gente estamos totalmente a favor: pagas una suscripción y tienes acceso a una gran cantidad de videojuegos de la misma empresa. Si tienes tiempo y un poco de dinero es la mejor opción de todas. Poder jugar en un mes a 4 o 5 juegos, por poco menos de la mitad de lo que cuesta uno en las tiendas. Siempre será beneficioso para el jugador.

Dentro de esto, también están Stadia y PlayStation Now, con la diferencia de que no necesitas descargar el juego para jugarlo; son plataformas de juegos en la Nube, las partidas se cargan desde un servidor en tu monitor. Pero hay que decir que ninguna de ellas ha tenido un buen recibimiento entre los jugadores; sobre todo Stadia, por depender de una buena conexión para poder jugar a juegos multijugador, hoy en día el producto más requerido del mercado. No es la mejor opción si tiras todavía con un router que va a menos de 30mbs y sin fibra óptica.

Ahora viene lo interesante; las microtransacciones, cuando tu compras un juego y puedes pagar pequeños costes para añadir contenido o seguir jugando al mismo. Este es el concepto del videojuego como servicio, pagar para seguir creando contenido dentro del mismo juego, como una forma de inversión. Que suelen ser DLC o Pases de temporada. Esto es muy típico en juegos de rol, los MMOG, aunque también se ve más frecuentemente en juegos multijugador de battleroyale, deportes o combate. Esto me gusta en el buen sentido, porque pagas realmente nuevo contenido al juego, haciendo que periódicamente incluyan nuevas aventuras, nuevas armas, nuevos mapas, luchadores o historias, sin modificar el gameplay del juego original. Lo que hace que el juego crezca y eso es bueno.

Además, normalmente el juego te permite ganar dinero ficticio; en ocasiones habrá que invertir bastantes horas para conseguir este tipo de monedas, con las cuales poder pagar más contenido del juego o un mes más de suscripción. De esta forma se incita, por parte de la empresa, a que el jugador juegue bastante horas a su juego (lo cual también le interesa) o que pague por ese contenido extra.

Hasta aquí bien, tienes tiempo, puedes conseguir contenido gratis o bien pagar y conseguir más contenido, que no cambia el juego original si decides no pagar. El problema para mí es y son las “cajas de botín”. Pagas cajas misteriosas para conseguir objetos aleatorios que no incluyen, ni aportan nada al juego. Como ropas, estéticas de armas, sonidos, coches, etc. Todos con el aliciente de objetos únicos, raros, épicos, legendarios. Parece tontería, pero ha creado ludopatía en muchos jóvenes, teniendo casos de chicos que se han gastado MILES DE DOLARES, de las carteras de sus padres, solo en “cajas de botín” para poder conseguir una skin legendaria (ropa) de su personaje favorito.

Todavía es peor cuando necesitas estas “cajas de botín” para jugar, donde aleatoriamente consigues contenido “mejorado” del juego y que afecta al gameplay del mismo. Como, por ejemplo, muy implementado en los juegos de Electronic Arts, que es FIFA o el NBA2K, donde compras sobres (cajas de botín) para conseguir futbolistas aleatorios, que encima te duran un tiempo limitado. Esto crea una “ludopatía” en muchos jugadores, pues necesitan invertir mucho dinero para mejorar sus equipos. Sobre todo, en este tipo de juegos tan competitivos. Su caso más sonado fue con Star Wars Battlefront 2, donde eran muy elevados los costes para comprar cajas y conseguir habilidades o personajes del juego. Todo esto incluso antes de su lanzamiento, por lo que fue duramente criticado y un año después tuvieron que eliminar estas cajas del juego.

Hoy en día muchas empresas están en contra de este tipo de transacciones. Muchas han cambiado sus políticas de ventas y han modificado sus videojuegos, manteniendo estos pagos, pero de manera mucho menos dañina para el consumidor. O, incluso, eliminándolas de sus juegos. Otras, en cambio, siguen lucrándose de los jugadores a cambio de un contenido innecesario para jugar.

Estoy de acuerdo en pagar, si uno quiere, por un contenido adicional del juego, siempre y cuando el contenido original no cambie y puedas disfrutar de él igualmente. Incluso de comprar una estética para tu arma o personaje favoritos, siempre que sepas lo que estas comprando y no algo aleatorio. Pero de ahí, a que necesite pagar contenido para poder jugar o comprar algo que no he visto, amigo, eso no es un juego, eso es una estafa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *