Los viajes más increíbles. David Barrie.
Crítica. Precio: 22,70 €.

¿Cómo se orientan y navegan los animales?

Es un libro didáctico que nos ayuda a comprender mejor la forma de actuar animal.

El autor creció en la costa sur de Inglaterra, siendo ferviente enamorado de la navegación. Con 19 años cruzó el Atlántico en su yate de 35 pies y siguió navegando desde Lymington a las Azores y desde Hong Kong a Manila. Sigue realizando sus viajes por diversas partes del mundo como Islas Hébridas, Noruega, el Caribe, Columbia Británica, etc. Es Felow del Royas Institute of Navigation y del Royal Cruising Club. Estudió Psicología y Filosofía en la Universidad de Oxford y ha tenido diversos trabajos como marinero, diplomático, gestor cultural y activista.

Este libro es un estudio de las maravillas de la navegación animal. Si miramos a nuestro alrededor vemos a todo tipo de animales, incluidos los hombres, en continuo movimiento y el autor nos aclara cómo se orientan y navegan los animales. Veremos dentro del mundo animal la forma en que se orientan, siendo las respuestas, en muchos de los casos, fascinantes.

Para los humanos la orientación es fundamental en nuestra vida y lo conseguimos con un punto de referencia, haciéndonos un mapa mental de la ciudad. Naturalmente, dejamos fuera del estudio los avances tecnológicos que nos ayudan en nuestro quehacer diario.

Hace un estudio de la navegación de los animales con o sin mapas mentales. Se ve la orientación y el movimiento de los animales de forma fácil y sencilla, evitando el uso de términos técnicos.

En el mundo animal nos maravillamos viendo bandadas de pájaros en perfecta posición, surcando los cielos; nos admira ver a las cigüeñas cómo vuelven a anidar en los mismos lugares cada año, sin necesidad de brújula, utilizando solo su mapa mental.

Se explica cómo los escarabajos peloteros se guían por la luz de la Vía láctea; las hormigas y las abejas navegan usando patrones de luz invisible para los humanos; las tortugas marinas, langostas y polillas encuentran su camino utilizando el campo magnético de la Tierra y los salmones regresan a su lugar de nacimiento siguiendo el olfato.

En este libro se enseña una parte fascinante de la orientación de los animales y que no conocíamos, en la que se ve como utilizan sentidos y habilidades que los seres humanos no tenemos.

Nos habla de navegantes como los inuit y aborígenes australianos que se fían de los puntos de referencia terrestres para guiarse, pues los cielos están cubiertos. Se construyen puntos de referencia (inukshuks), parecidos a figuras humanas.

Las aves pueden viajar largas distancias, utilizando su excelente vista y otras herramientas que les ayudan a orientarse, tanto en los viajes, como en los sitios donde guarda las semillas el cascanueces americano. Esto lo consigue gracias a su prodigiosa memoria.

Nuestros antepasados mirando el cielo nocturno encontraban señales que eran útiles para la navegación y seguro que el resto del mundo animal también saca provecho de esta circunstancia.

Es un libro didáctico que nos ayuda a comprender mejor la forma de actuar animal, especialmente vinculada con la navegación y nos abre los ojos a actuaciones que no entendíamos de ciertos animales.

Entre los comentarios realizados a este libro destacamos los siguientes. Publishers Weekly indica “Esta es una lectura obligatoria para cualquier persona fascinada con las maravillas de la naturaleza”. David Barrie “apasionado de la navegación que cruzó los océanos usando un sextante, describe con todo detalle las innumerables formas en que los animales se mueven. Un libro revelador” (Frans de Waal, The New York Times).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *