Lo primero es presentarse como es debido, mi nombre es Aitor o como me llamo en las redes “Aithorlogan”.

Creador de contenido en YouTube y activamente a diario en Twitch. En las cuales subo contenido gaming, jugando y charlando de videojuegos. Ambos canales con el mismo nombre.

Hace poco recibí la invitación de Epicuro para llevar el apartado gaming de esta revista digital y no pude rechazar tal oferta, muy a pesar de mis nervios al iniciarme en este nuevo mundo del periodismo digital. Pero eso aún lo hace mucho más interesante, poder llegar a nuevas fronteras profesionalmente y espero, de muy buen agrado, que les guste mi contenido.

Finales del 2020 y a pesar de los numerables contratiempos que ha traído este año (no entremos en detalles). Muchos de los “gamers” (jugadores habituales de videojuegos), esperábamos estas fechas con cierta incertidumbre y ganas. Ya que llegan las nuevas generaciones de consolas, trayendo consigo un gran salto de calidad, tanto a nivel gráfico, como de hardware.

¿De qué consolas hablamos? Evidentemente de las pertenecientes a las dos grandes compañías en este sector, MICROSOFT con XBOX SERIE X y SONY con PLAYSTATION 5. Antes de entrar en debate, tendremos algo en cuenta que es la «guerra de consolas», término que usan los fans para menospreciar la consola rival e, incluso lo cual, el periodismo y las propias compañías lo alimentan. Seré, en este caso, lo más neutral posible, ya que para mí no existe una consola peor que otra; si acaso, malas decisiones de las compañías. Por lo cual, es una guerra absurda de patio de colegio, donde mi consola es mejor que la tuya, simplemente porque es la que me gusta.

Las especificaciones técnicas de ambas consolas son muy parecidas y muy prometedoras; ambas con 8 núcleos, memoria SSD, reproducción en 4K… Si que es cierto, que la Xbox tiene una CPU más rápida y estable. Pero no convierte a la PS5 en una mala consola. De hecho, ambas son muchísimo más rápidas que sus predecesoras, pasando de una medía de carga de minutos a 10 segundos de medía. Eso es un gran avance en una consola hoy en día. Por lo que entonces, ¿Cuál es el problema?, ¿Qué consola me compro? y ¿por qué? Pues nos fijaremos en el catalogó de juegos y la comodidad que estas nos proporcionen.

Contando mi experiencia personal, siempre he tenido PlayStations y he estado contento con ellas. Me compre la PlayStation original con mis pocos ahorros, limpiando cada fin de semana los jardines de mis vecinos cuando yo era pequeño. Pasaron los años y me compre la 2. Luego la 3, la Fat, aquella que decían que se rompía… aquella me duro más de 10 años. La 4 me la regalaron y espero tener la misma la suerte con la 5, toco madera. ¿Por qué, entonces, no me compré una Xbox? Sencillamente porque tenía un ordenador. Como sabéis Microsoft no solo se dedica a consolas, sino que es una de las mayores empresas de ordenadores. Por lo que los juegos que encontraras como exclusivos de Xbox, también las verías en PC. Esa era mi comodidad, no necesitaba una Xbox para jugar a juegos de Xbox porque tenía un PC. Así que PlayStation me permitía jugar a sus exclusivos productos que no encontraría en juegos de PC. Yo no digo que Xbox no me gustara, simplemente no la necesitaba o no me la podía permitir para tener ambas consolas. Si hubiera tenido dinero de sobra, las hubiera tenido, creedme. Aquí reside la comodidad de cada uno, de lo que necesita, de lo que se puede permitir y de si eres capaz de aprovechar ambas consolas.

Entrando en el catálogo de juegos, he de decir que los precios se han desorbitado un poco, como en cada nueva generación. Pero siempre podremos disponer del servicio online. Microsoft creo el GAMEPASS, que viene siendo un NETFLIX de videojuegos. Pagas una mensualidad, absurdamente barata, y tendrás a disposición tanto para tu cuenta de Xbox, como para tu cuenta de PC, cientos de juegos en la plataforma, después incluso de que Microsoft comprara la empresa ZeniMax, que incluía 8 estudios de videojuegos; en cual, está la gran Bethesda, famosa por sus sagas de videojuegos como DOOM o FALLOUT. En esto si tengo que decir que le sacan bastante ventaja a SONY, ya que ellos tienen el PlayStation Plus, una suscripción simplemente solo para poder jugar a juegos con servicio online y multijugador, regalándote cada mes dos juegos, que solo podrás jugar mientras tengas el PlayStation Plus contratado, e incluso puede que esos juegos ya los hayas jugado o comprado antiguamente. Por lo que no le sacaras mucho partido, a no ser que juegues bastante a juegos competitivos en línea. Con la salida de PS5, Sony ha lanzado el PlayStation Plus collection, donde tendrás un amplio catálogo de juegos exclusivos de Sony; sí, pero volvemos a lo mismo, puede que ya hayas jugado o incluso los tengas en tu estantería. Esto para mi si es una mala decisión de la compañía, que debería ponerse las pilas y mejorar su servicio de juegos online, más económica para el jugador con mayores beneficios para éste.

Resumiendo, estamos al inicio de una nueva generación de consolas y queda mucho por delante y problemas que resolver. Los estudios de videojuegos ya comunicaron que aún están aprendiendo a utilizar el software de estas nuevas consolas y que tardarán años en sacarle el 100% del rendimiento. Por lo que veremos juegos de una calidad impresionante en el futuro, que nos dejarán a muchos con la boca abierta mirando una pantalla a resolución de 4K.

Las “guerras de consolas” son algo del pasado, como fue Nintendo y Sega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *