A través de la participación en beneficios se comparten las ganancias obtenidas en determinado negocio o actividad.

En el seguro de vida, puede consistir en un porcentaje que, en determinado tipo de pólizas, concede el asegurador al tomador del seguro sobre los beneficios obtenidos.

Las fuentes de beneficios para las Entidades Aseguradoras, de forma detallada, son las siguientes:

Rescisiones de contratos. Se trata de la diferencia que queda a favor de la entidad entre la provisión matemática y el valor de rescate. Esta diferencia tiene su causa en los gastos de adquisición no amortizados, por lo que realmente el «beneficio» por: Reaseguro cedido y aceptado. Finalmente, la entidad podrá obtener un beneficio adicional (o una pérdida), fruto de un mayor o menor reembolso de gastos efectuado por el reasegurador, en relación a los gastos del negocio directo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *