Epicuro Epicuro Revista de los grandes placeres

LO DEBES SABER Para cotizar como autónomo

Tomar la decisión de ser tu propio jefe y abrir un negocio; es decir, emprender una actividad profesional, es el primer paso.

A partir de aquí se complica un poco, el “papeleo”: darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el Alta en la Seguridad Social (Autónomo), etc…

Los primeros pasos del Emprendedor deben de estar Asesorados por profesionales que acompañen en la creación de la Actividad a desarrollar: abogados, asesor fiscal y laboral, mediador de seguros.

Una vez dado de Alta en el Impuesto de Actividades Económicas, vamos a siguiente paso.

Alta como Autónomo en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA); esto implica sí o sí pagar todos los meses de forma regular la cuota. Este pago se realiza directamente a la Seguridad Social mediante domiciliación bancaria y se deberá abonar desde el primer día que estés dado de Alta.

Este Régimen de cotización no es muy popular entre las personas que se ven obligadas a acogerse a él. Frases como…”lo pago por que es obligatorio”…”el autónomo no tiene derecho a nada”…”Ni tan siquiera puedo ponerme enfermo”… muestran la necesidad de haberse rodeado de los profesionales que expongo anteriormente para el asesoramiento correcto en cuanto a bases de cotización y prestaciones a las que se debe de acoger.

No cabe duda de que el Autónomo es una figura sujeta a mayor inseguridad y más inestables condiciones laborales y de remuneración. Las enfermedades o los accidentes también complican el desarrollo laboral del emprendedor.

Lo primero que se debe de conocer una vez te has dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, es a qué prestaciones se tiene derecho,; lo primero que viene a la mente es la prestación por supervivencia, es decir, la Jubilación, luego la Asistencia Sanitaria, Mutua patronal de Accidentes de trabajo, prestación por incapacidad Permanente, por incapacidad temporal (Baja laboral), prestación por muerte (Pensiones de viudedad u orfandad), Prestación por maternidad y por último prestación por desempleo (Cese de Actividad).

La cuantía de estas prestaciones está en función de las Bases de Cotización a las que se está adherido y estas están recogidas desde una Base mínima de 944,40€ (para autónomos societarios 1.214,08€) y la Base máxima de 4.070,40€.

La cuota a abonar es el 30,3% de la base de cotización elegida. Entre la mínima y la máxima de 18€ en 18€ se puede escoger la que se considere más adecuada en función de nuestra economía y de nuestros intereses; pues estas cantidades abonadas a la Seguridad Social no son recuperables; en caso de demora en el pago se enfrenta uno a los recargos por el retraso.

Esta circunstancia puede llevar a elegir una Base de Cotización en la que las cuotas a abonar sean más “cómodas” económicamente hablando; siempre a través del mediador de Seguros que, como digo, debe formar parte de los asesores que componen el negocio que Emprendemos: También se puede aprovechar que las compañías de Seguros ofrecen Seguros Integrales que dan cobertura al autónomo para complementar cualquier imprevisto que pueda surgir en el transcurso de la Actividad diaria,  como pueden ser: la jubilación, la protección familiar tanto a la viudedad como a la orfandad a través de los seguros de vida, protección profesional (Baja laboral y Accidente) e incluso la Asistencia Sanitaria para no tener esperas y poder reincorporarse lo antes posible a las funciones de la profesión.

En definitiva, lo importante es Conocer bien las Prestaciones que ofrece la Seguridad Social; conocer las Bases de Cotización y las cuotas a abonar y disponer de un asesor que nos ayude a optimizar el dinero que utilizamos en la Seguridad personal de nuestra familia y del negocio que emprendemos.