Epicuro Epicuro Revista de los grandes placeres
De la inteligencia emocional a la cuenta de resultados

De la inteligencia emocional a la cuenta de resultados

Empezaré este artículo con una frase de Peter Drucker, el super-gurú del “management”: “Las empresas son organizaciones sociales con resultados económicos”.  “Sociales” está relacionado con lo emocional y “resultados económicos” con la cuenta de resultados.

Y sí, por el momento las empresas no sólo tienen robots, de momento también tienen profesionales, y debajo de cada profesional hay una persona, que tiene su pasión, su ego, sus miedos, su familia, amigos…y eso no se puede separar.

La Inteligencia Emocional (IE) consiste en reconocer tus emociones y las de los demás y gestionarlas de manera que tu reacción ante la emoción sea lo más efectiva posible para ti y para los demás, y como todo en esta vida, esto también se puede aprender.

Tomar conciencia del plano emocional (IE) que hace referencia a tus ACTITUDES , ahora llamadas Soft Skills y gestionarlo e incorporarlo en equilibrio con tu plano racional (IR) que se refiere a tus APTITUDES, o Hard Skills, te aportará recursos que hasta ahora no considerabas, o al menos no habías desarrollado: empatía, asertividad, resiliencia, compromiso, paciencia, valoración personal hacia ti mismo y hacia los demás, y esto te hará afrontar tus retos y problemas de una manera diferente, viendo siempre el lado positivo y considerando cómo les afectan a los demás tus decisiones, es decir pasarás de una visión de 180º a una visión de 360º.

Pues bien, si todo ello lo trasladamos al campo empresarial, sin olvidarnos de los conocimientos técnicos necesarios para el desarrollo de tus funciones (APTITUDES), hará que  ante las diferentes situaciones a las que te enfrentes seas capaz de abordarlas de una manera más efectiva para ti y para tu empresa: en negociación, trabajo en equipo,  liderazgo, resolución de conflictos, comunicación, aprendizaje, gestión del cambio, gestión de errores, creatividad, innovación, relaciones interpersonales.

Es cierto que estamos acostumbrados a manejar otros conceptos en la cuenta de resultados, tales como: ventas, aprovisionamientos, salarios, consumos, arrendamientos, servicios exteriores, gastos financieros y por supuesto resultado, podríamos decir que esta es una CUENTA DE RESULTADOS RACIONAL:

Cuenta de resultados racional
Cuenta de resultados racional. Epicuro

Ante esto nos podemos plantear ¿qué tienen que ver estos conceptos con los anteriores?, pues en realidad mucho, veremos:

Esos conceptos son sólo la punta del iceberg. Debajo de cada uno de ellos  hay una gestión realizada por personas y el grado de desempeño con el que se realicen esas gestiones será determinante para conseguir el nivel de resultados que nos hemos propuesto. Por ello, os propongo que reformulemos la cuenta de resultados:

+ INNOVACION Y CREATIVIDAD:

Consigue mejoras en los procesos y en la calidad de los productos  y servicios, incluso el desarrollo de nuevos productos, afecta por tanto a:

Aumento en las ventas al aumentar la calidad y la oferta de productos y servicios.

Reducción de tiempos, mejorando el coste de personal sobre las ventas.

Consigue que dependas menos de terceros reduciendo el coste de los servicios externos, así pues:

Efecto en la Cuenta de Resultados: Más Ventas, menos coste de personal sobre ventas y menos servicios exteriores.

+ MOTIVACION:

Aumenta la capacidad de concentración y el grado de desempeño, lo que hace que se cometan menos errores y repeticiones de trabajos así como que se busquen más las complementariedades evitando trabajos y departamentos estancos.

Todo ello redunda en una mayor eficiencia en el trabajo, cumpliendo plazos, obteniendo ahorro de costes  por no duplicidad de tareas.

Efecto en la Cuenta de Resultados: Aumento de ventas por cumplimiento de plazos, reducción costes salariales sobre ventas

+ CAPACIDAD DE APRENDIZAJE:

Acorta los tiempos de aprendizaje, produciendo resultados efectivos en menor tiempo; se reducen los errores.

Efecto en la Cuenta de Resultados: Mejora por tanto los costes salariales sobre ventas y aumento de las ventas por mejor servicio al cliente.

+ LIDERAZGO:

Permite alinear el equipo para la consecución de los resultados y mejora su potencial y rendimiento.

Efecto en la Cuenta de Resultados: El cumplimiento de objetivos, afectando positivamente a todos los conceptos de la cuenta de resultados

+ NEGOCIACION:

Te permitirá conseguir mejores acuerdos y sostenibles en el tiempo con tus clientes, proveedores y empleados; con ello se consigue:

Efecto en la Cuenta de Resultados: Un aumento de las ventas, una reducción del coste de aprovisionamientos y servicios exteriores, una reducción de salarios sobre ventas y una reducción de los gastos financieros.

Podríamos seguir pero creo que con esto nos podemos hacer una idea del impacto de la aplicación de la inteligencia emocional (IE), es decir de la gestión de las emociones y cómo ello afecta al compromiso y grado de desempeño de las personas en una organización y por tanto su efecto positivo en la cuenta de resultados.

Reformulemos la Cuenta de Resultados:

Cuenta de resultados emocional
Cuenta de resultados emocional

Una imagen final como resumen:

Resumen final