Epicuro Epicuro Revista de los grandes placeres

FINANCIACIÓN DE EMPRESAS Recursos ajenos básicos

Préstamo bancario, mediante el cual la entidad financiera concede a la empresa una cantidad de dinero obligándose ésta al pago de un interés y la devolución del nominal de acuerdo con un contrato de amortización previamente pactado. Cuando las empresas desean obtener un préstamo bancario las entidades financieras les realizan una calificación de riesgos (ranting de solvencia). En el análisis de este ranting las entidades financieras se basan principalmente en las siguientes ratios de la empresa:

  • Ratio de estructura financiera = activo fijo neto / recursos permanentes. Siempre debe ser inferior a la unidad pues en otro caso indica una situación de déficit financiero.
  • Ratio de endeudamiento.
  • Ratio de fondo de maniobra = fondo de maniobra / activo circulante. Siempre tiene datos favorables cuanto mayor sea su valor.
  • Ratio de garantía = activo neto / recursos ajenos. Siempre con datos mayores a la unidad para que la empresa no tenga problemas en el pago de sus deudas.
  • Ratio de tesorería = (disponible + realizable) / recursos ajenos a corto plazo. Con valor cercano a la unidad.
  • Ratio de liquidez = (disponible + realizable + existencias) / recursos ajenos a corto plazo. Con valor mayor que uno.

 

Crédito bancario

Mediante este contrato las entidades financieras ponen a disposición de las empresas la cantidad de dinero estipulada en el contrato según las necesidades financieras que esta vaya teniendo. Los instrumentos más utilizados son:

  • Cuentas de crédito.
  • Póliza de crédito.

La gran utilidad para las empresas estriba en que su flexibilidad resulta muy útil para la viabilidad de los flujos financieros de las empresas.

Los principales caracteres de estos productos financieros son:

  • Financian a las empresas en los fondos solicitados dentro de los límites establecidos en la firma del contrato.
  • Se pagan intereses sobre el capital dispuesto, generalmente por trimestres vencidos.
  • Se puede renovar las veces que se desee una vez finalizado.
  • Son operaciones a corto plazo.

 

Leasing o arrendamiento financiero

Es un contrato con las siguientes estipulaciones:

  • La sociedad arrendataria cede en arrendamiento financiero el bien objeto del contrato.
  • El arrendamiento es por un tiempo determinado y a cambio de una retribución periódica.
  • Existe opción de compra por parte de arrendador al finalizar el contrato de arrendamiento.

Existen las siguientes modalidades de leasing:

  1. Leasing financiero, consiste en un contrato mediante el cual, la sociedad de leasing adquiere los bienes para ser utilizados por el arrendatario. Siendo por cuenta del cliente los gastos de mantenimiento y reparación. Su principal ventaja es en el orden fiscal, debido a su amortización acelerada.
  2. Leasing operativo, consiste en un contrato de arrendamiento de un bien incluyendo mantenimiento y reparación del mismo.
  3. Lease-back, consistente en la venta por parte de la empresa de los bienes a la compañía de leasing para que posteriormente se le cedan en arrendamiento. De esta forma, ingresamos dinero por la venta y podemos seguir utilizándolos a cambio del pago de una cuota. No tienen ninguna ventaja fiscal.

Tratamiento fiscal de las operaciones de leasing

Para proceder a estas ventajas fiscales los contratos de arrendamiento debe cumplir las siguientes condiciones:

  • Pueden ser objeto de este contrato bienes muebles o inmuebles.
  • La duración mínima ha de ser de dos años para los bienes muebles o diez años para los bienes inmuebles.
  • Las contraprestaciones por el uso de los bienes deben expresarse en el contrato, distinguiendo la parte que corresponde por la recuperación del coste del bien cedido y la parte de la carga financiera. La parte de recuperación del coste debe permanecer constante o tener carácter creciente.
  • El contrato debe incluir una opción de compra a favor del arrendatario.
  • Sus ventajas fiscales consisten:
  • Se considera gasto deducible la carga financiera.
  • La parte correspondiente a la recuperación del coste del bien (amortización del contrato de leasing) es deducible sin que pueda superar el doble de coeficiente de amortización fiscal según tablas o el triple tratándose de empresas de reducida dimensión.

 

Factoring

Es un servicio de financiación mediante el cual nuestra empresa cede a una firma especializada los créditos comerciales a corto plazo originados por las ventas de mercancías o prestación de servicios. Esta cesión de créditos puede efectuarse de dos formas:

  • Con recurso, cuando existe riesgo por parte del cedente.
  • Sin recurso, cuando la compañía de factoring asume todo el riesgo de la insolvencia de los compradores.

Por medio de este contrato la compañía de factoring se obliga a:

  1. Actualizar el grado de solvencia de los compradores.
  2. Llevar la gestión de los cobros de las facturas de los clientes.
  3. Asegurar los créditos.
  4. Financiación a los clientes que los soliciten mediante la anticipación del importe correspondiente al crédito cedido.

 

Renting

Es una modalidad de alquiler no financiero a medio y largo plazo para bienes de uso duradero. Mediante el contrato de renting el arrendador se obliga a ceder el uso de un bien por un tiempo determinado a cambio de una contraprestación periódica.

Funcionamiento del renting:

a. La empresa de renting pone a disposición del arrendatario un bien en régimen de alquiler, ocupándose de todas las actividades relativas a la gestión y mantenimiento del bien arrendado, incluso del seguro y los servicios de asistencia del vehículo. Incluye entre otros los siguientes servicios:

  • Seguro a todo riesgo.
  • Asistencia en carretera.
  • Pago de impuestos.
  • Mantenimiento.
  • Reparación de averías.

b. El arrendatario, arrienda el bien comprometiéndose al pago de una renta fija mensual. Al finalizar el período previsto en el contrato el arrendatario devuelve el bien.

Ventajas del renting:

  1. Utilización de un bien nuevo sin necesidad de realizar una inversión.
  2. Servicio integral, liberando a la empresa de gastos por averías en el inmovilizado.
  3. Ventajas financieras al no utilizar capital o recursos propios en la compra de inmovilizado, generando una mayor liquidez de los recursos de la empresa para el desarrollo de su actividad.
  4. Mejora las ratios de endeudamiento, al disminuir las necesidades de financiación de activos.
  5. Las cuotas son fiscalmente deducibles en el impuesto sobre sociedades.

 

Confirming

Es una operación financiera que consiste en formalizar las operaciones de pagos a proveedores de una empresa a través de un intermediario financiero que asume el riesgo del pago de las facturas. Es decir, confirmamos a nuestros proveedores que el pago de nuestras facturas es asumido por una compañía, que se encargará del pago de nuestras facturas una vez efectuada la compraventa.

Las ventajas del confirming son:

  • Reduce los costes de la gestión interna de pagos, sobre todo en empresas con un elevado número de proveedores.
  • Mayor prestigio ante los proveedores.
  • Facilita la conciliación de cuentas y el control de tesorería.

 

Descuento de efectos comerciales

Mediante este instrumento financiero podemos movilizar nuestros créditos antes de su vencimiento obteniendo liquidez mediante la oportuna deducción por intereses y gastos. Siempre con la indicación “salvo buen fin” puesto que, si posteriormente el cliente no efectúa el pago al banco, este nos devolverá el efecto cobrándonos los intereses y los gastos correspondientes.