Epicuro Epicuro Revista de los grandes placeres
De la mano de EPICURO

De la mano de Epicuro

Eso que se ha dado en llamar educación sentimental ha condicionado, en un proceso global y de mayor alcance, no pocos desarrollos generacionales. Las derivas del placer como simple enunciado han levantado las alarmas de este país, maniatado durante tiempo a proclamas restrictivas bajo la apariencia de espirituales, poniendo siempre límites y condiciones a la acción, individual o colectiva, que aparentase sobrepasar el espacio de la norma o del camino trazado previamente. Los movimientos pendulares subsiguientes, por otra parte, aunque inevitables, se convirtieron con frecuencia en situaciones extremas y contradictorias.

En el equilibrio de este contexto nace EPICURO, que entiende el placer, como lo hizo el pensador que le da nombre, regido por la prudencia y la racionalidad. En esta línea, lo cotidiano se alza como valor que tendrá presencia en estas páginas: gastronomía, viajes, libros, entrevistas de diverso calado y condición, arte, aspectos prácticos basados en la economía, el derecho…

En definitiva, y siguiendo un principio básico del epicureísmo, los placeres tanto del espíritu como del cuerpo han de satisfacerse con inteligencia. Un amplio grupo de profesionales de los diversos ámbitos temáticos establecidos propondrá periódica y continuadamente una generosa gama de asuntos a la consideración del lector, el principal protagonista, sin duda, de la nueva publicación que inicia el recorrido llena de ilusiones. Somos conscientes, y es otro de los principios epicúreos, que aquí radica la esencia de nuestro propósito, ya que sin libertad de elección, de selección, no hay posibilidad de gozo. La palabra del lector, sus propias experiencias han de tener cabida en estos propósitos que consideramos comunes.

Cerramos esta breve e inevitable declaración de intenciones, que esperamos enriquecer progresivamente, con otra de las reflexiones esenciales de Epicuro: el conocimiento nunca es útil si no tiene una finalidad, sobre todo la búsqueda de la felicidad. Apostamos, en definitiva, por la selección lectora útil y práctica. Ojalá esta actitud sea norma de satisfacción. En eso estamos.