Vamos a ver de forma esquematizada este impuesto de nueva creación y su forma de aplicación.

Es un impuesto que se cobra por la adquisición de acciones cuyo valor de capitalización bursátil a 1 de diciembre del año anterior fuera superior a 1.000 millones de euros, siendo acciones admitidas a cotización en España o cualquier país de la UE.

TEMAS DE INTERÉS:

Seguidamente vamos a ver las RESPUESTAS A LAS CUESTIONES MÁS FRECUENTES relacionados con esa materia:

Dado que es un impuesto nuevo irá actualizándose con otras consultas vinculadas con la práctica habitual de su aplicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *